Matemos a los padres.

Un psicologo dijo una vez "matemos a los padres para que los hijos sobrevivan" hoy hablando con una de las chicas de saltá pensaba en esta frase. Ella se bautiza en dos semanas, pero sus padres que están separados no quieren estar juntos en el mismo lugar. Unos de ellos no va a participar de esto que es tan importante para ella. Es la segunda vez que se repite esta situación en un bautismo (y es la segunda vez que hacemos bautismos en Saltá)
A fines de año pasado otra de las chicas tuvo su entrega de medallas al terminar el secundario. La misma situación. Ella estuvo hablando con sus padres meses antes para convencerlos de que ambos vayan al acto.
yo me pregunto, ¿Pesa más el odio a otra persona que la paternidad o la maternidad? ¿Tan difcil es bancarte un rato en el mismo lugar que otra persona, por el bien de alguien a quien querés?
Lo más dificil de trabajar con adolescentes muchas veces son los padres, y muchas veces no tengo respuestas, frente a la falta de amor paterno/materno que los adolescentes evidentemente tienen. Cuantas situaciones como estas y perores vemos y vivimos semana a semana. me quedo sin respuestas... me quedo sin palabras...

No hay comentarios.: